Fuentes de energía no renovables que encontramos en la naturaleza

recursosnorenovables-img

Las fuentes de energía no renovables que encontramos en la naturaleza, son fuentes de recursos energéticos naturales limitados, si bien porque los que se regeneran lo hacen de una manera excesivamente lenta o bien debido a que estos en su mayoría son recursos energéticos agotables. Las fuentes de energía no renovables que encontramos en la naturaleza, son limitadas y pueden acabarse. Los combustibles fósiles y en especial el uranio que es utilizado para la energía nuclear.

Las formas que existen para generar energía con estos recursos no renovables, son a través de la combustión. Ya sea para generar calor, el movimiento de motores o bien para obtener electricidad mediante termoeléctricas o en centrales térmicas.

El problema que tenemos a nivel planetario con el uso de estos recursos energéticos no renovables, radica en que mediante la combustión de estos combustibles, se generan grandes emisiones de gases altamente tóxicos, tanto para los seres humanos como para otro seres vivos. Estos gases se acumulan en la atmósfera, generan efecto invernadero y contribuyen al aceleramiento del calentamiento global.

¿Cuáles son las fuentes de energía no renovables que encontramos en la naturaleza?

Entre los combustibles fósiles como principales fuentes de energía no renovables que encontramos en la naturaleza, debemos destacar el petróleo, el carbón y el gas natural. Todos estos combustibles fósiles son generados a partir de los restos fósiles de plantas y animales que llevan millones de años bajo tierra.

Los métodos de extracción que se utilizan para obtener estos combustibles (hidrocarburos), son a través de perforaciones en el caso del petróleo y el gas natural ( propano, metano, butano y gas etano) o bien en procesos de minería para extraer el carbón.




La contaminación que generan las fuentes de energía no renovables que encontramos en la naturaleza

La extracción de estos recursos no renovables, conlleva procesos en los que se produce contaminación en el aire y las aguas residuales. Estos procesos son tóxicos para la salud de todos los seres vivos y de los ecosistemas en general. Cuando estas extracciones se llevan a cabo cerca de pueblos o comunidades en la zona, los daños en la salud pueden ser muy graves, debido a la potencial toxicidad de las aguas y las emisiones de gases.

También puede haber contaminación en los procesos de translado de estos combustibles, desde la zona de extracción. Ya sea por contaminación del aire o bien por los riesgos que conlleva el traslado en caso de accidentes, ya que los hidrocarburos que se trasladan, al combustionar generan emisiones de gas tóxico.

Nuestra dependencia con las fuentes de energía no renovables

La dependencia que tenemos en la actualidad con las fuentes de energía no renovables que encontramos en la naturaleza, es decir con los combustibles fósiles, en especial el petróleo. Podría llevarnos a una crisis económica que desencadene un colapso mundial, ya que esta es la fuente de energía principal de nuestra sociedad actual.

Las fuentes de energía no renovables, son recursos agotables y por tanto escasean. Los costes para llevar a cabo extracciones, son cada vez mayores y el precio de estos recursos energéticos incrementa cada vez mas. Al vivir en una economía mundial que está conectada de manera interna, la suba de precios de los hidrocarburos, tiene un impacto en las tasas de interés y acaba en la afectación directa de distintos suministros. Generando escasez de productos y con un fuerte impacto social en la calidad de vida de las personas, especialmente en los mas pobres.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.