Porqué es importante la conservación de los recursos naturales

recursos-naturales-porque

La naturaleza y la biodiversidad son nuestra base de existencia. La naturaleza puede protegernos de las consecuencias catastróficas del cambio climático y es el hogar de las especies con las que compartimos la tierra. No menos importante, la naturaleza es una fuente de calidad de vida y buenas experiencias. Por lo tanto, cuando nos preguntamos ¿Porque es importante la conservación de los recursos naturales? debemos entender que hay que cuidar la naturaleza y los recursos naturales, tanto para nosotros como para los que vienen después de nosotros.

Si vamos a cuidar la naturaleza para el futuro, es un requisito previo que las nuevas generaciones conozcan y se enamoren de la naturaleza. Por lo tanto, la vida al aire libre es un requisito previo para la protección de la naturaleza. Queremos preservar y consagrar el derecho de acceso público en la constitución. La naturaleza tiene un valor intrínseco y un valor de utilidad. Por lo tanto, debemos proteger más la naturaleza de lo que lo hacemos hoy, tanto en tierra como en el mar.

¿Qué significa conservar los recursos naturales?

Al cuestionarnos el porque es importante la conservación de los recursos naturales y que significa esto, llegamos a la conclusión de que como personas individuales no podemos cambiar el mundo. Pero si podemos comenzar a cambiar nuestro mundo. A través de nuestras pequeñas acciones en la vida cotidiana, de manera individual y tomando consciencia de nuestra vida y el entorno, podemos generar un gran cambio a nivel colectivo.

A continuación te daré una serie de tips que podrías aplicar en tu vida cotidiana y de tal manera estarías contribuyendo a la conservación de los recursos naturales.

¿Cómo puedo ser un consumidor más sostenible?

Compra sólo lo necesario

Al reducir la cantidad de cosas nuevas que compramos, podemos darle al mundo un mejor futuro y ganancias para nosotros mismos. El dinero que ahorras en gastos innecesarios se puede usar para sacar unos días de vacaciones adicionales, para que pueda pasar más tiempo con sus seres queridos y las cosas que disfrutas hacer. ¡Prueba reducir el consumo impulsivo!

Compra productos usados

La reutilización y las compras de segunda mano prolongan la vida útil de la ropa, la electrónica y otros productos. Si cada prenda se usa el doble de veces antes de tirarla, la carga de CO2 de la prenda se reduce en un 50%.

Elige la etiqueta ecológica

Si eliges productos de consumo con etiqueta ecológica, contribuyes a la reducción de productos químicos nocivos para la salud, estos generan menos daños a la naturaleza y a los demás seres humanos. Es importante elegir un esquema de marca que esté certificado por un tercero. Busca, entre otras cosas la flor de la UE.

La economía circular

Solo necesitamos muchas cosas por un corto período de tiempo. Tener acceso a un producto cuando lo necesitamos es tan beneficioso como tenerlo. Puedes alquilar herramientas, equipos de ocio, coches, barcos, ropa, muebles y mucho más. El préstamo o el alquiler es una buena oportunidad para conocer gente, incluso ahorrar dinero y evitar acumular cosas en en casa.




La reducción del consumo aumenta la calidad de vida

Uno de los factores principales de porque es importante la conservación de los recursos naturales, es la demanda energética en relación al consumo y la producción.

La producción de prendas de vestir, productos electrónicos y otros bienes de consumo, requiere un enorme consumo de recursos naturales, minerales valiosos, el agua, energía y productos químicos, y genera emisiones de gases de efecto invernadero, microplásticos y toxinas ambientales.

Todos los países del mundo, debemos trabajar para crear un nivel de consumo más sostenible y permanecer dentro de los límites de resistencia del planeta. Si el cambio no lo hacemos todos juntos, será imposible que resulte efectivo. Ya que las economías del mundo están interconectadas por la dependencia energética y materias primas.

Mejor vida con menos consumo

Un menor consumo en los países ricos es absolutamente necesario para que las personas del sur global aumenten su nivel de vida a un nivel digno, sin destruir el medio ambiente. Necesitamos poder compartir, alquilar, reparar y comprar artículos de segunda mano más fácilmente, en lugar de comprar cosas nuevas. También puede darnos una vida más rica y feliz, con menos estrés y agitación climática.

Una economía circular

El modelo comercial lineal actual se basa en vender tantos productos como sea posible al precio más bajo posible. Genera consumo excesivo, bienes de baja calidad y grandes cantidades de residuos. A menudo es más barato comprar uno nuevo que repararlo. Necesitamos una economía más circular, donde las cosas se hagan para durar mucho tiempo, se reutilicen, se reparen y se incluyan en nuevos ciclos. Al reutilizar productos y desechos, podemos crear más nuevos empleos verdes.

Escasez de recursos

Los vehículos, los edificios y la electrónica están hechos de recursos que extraemos de la naturaleza. La extracción de recursos es una gran carga para la naturaleza y para las comunidades locales alrededor de las minas. No podemos vaciar la tierra de recursos para siempre. La mayoría de los recursos se convierten en desperdicio después de un corto tiempo de uso. En un mundo sostenible, debemos reducir el consumo, reciclar y reciclar los recursos que extraemos de la naturaleza.

Toxinas ambientales y contaminación

Nuestro consumo genera una contaminación masiva y emisiones de sustancias químicas nocivas para la salud y el medio ambiente. Esto causa muchos problemas de salud y muertes cada año, amenazando la biodiversidad y el acceso mundial a alimentos y agua potable no contaminada. Se necesitan leyes químicas más estrictas, una comunidad empresarial más abierta y responsable y más productos con certificación ambiental si se quiere que las personas puedan llevar una vida cotidiana libre de tóxicos.

Los límites de resistencia del planeta

Todos los bienes que compramos en la vida cotidiana generan emisiones de gases de efecto invernadero cuando se producen y cuando los desechamos. A veces incluso mientras los usamos. Una cuenta climática basada en el consumo aclara cómo los cambios en nuestro consumo contribuirán a la reducción de emisiones a nivel mundial.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.