¿Cuáles son los minerales energéticos? Guía completa

cuales son los minerales energeticos-img

La disponibilidad de minerales es cada vez más importante en el suministro de energía: Después de todo, se requieren muchos más minerales para las tecnologías de transición energética, como baterías, turbinas eólicas o células solares, que para el suministro mediante fuentes de energía convencionales. Esta es la conclusión del informe especial recientemente publicado «El papel de los minerales críticos en las transiciones de energía limpia» de la Agencia Internacional de Energía (AIE). Dentro del informe, se establece cuáles son los minerales energéticos y a su vez, la cantidad de minerales necesarios para la nueva capacidad instalada ha aumentado en un 50 por ciento desde 2010.

Transición energética

Para lograr una transición energética en línea con el Escenario de Desarrollo Sostenible (SDS) de la AIE, las ventas de vehículos eléctricos deben multiplicarse por 25 para 2040; y a su vez, la instalación anual de paneles solares, turbinas eólicas y redes eléctricas debe triplicarse. Según el informe, eso significa cuadruplicar los requisitos de minerales para tecnologías de energía limpia para 2040. Estas cifras también muestran la otra cara de la moneda: si estas materias primas no están disponibles en las cantidades necesarias, la transición energética se ralentizará y los costes aumentarán, según la AIE.

¿Qué se necesita?

Entre los principales minerales para tecnologías de eficiencia energética, el informe cita:

  • Litio, níquel, cobalto, manganeso y grafito utilizados en baterías.
  • Tierras raras para hacer imanes permanentes esenciales para turbinas eólicas y motores eléctricos.
  • Cobre y aluminio para la construcción de redes eléctricas.
  • Metales del grupo del níquel y del platino para electrolizadores y pilas de combustible.
  • Aluminio, cobre, indio, hierro, plomo, molibdeno, níquel, plata, zinc y silicio para células solares.

¿De dónde vienen los minerales?

El informe de la AIE destaca que la producción de muchos de estos minerales está más concentrada geográficamente que los recursos de petróleo y gas. Por ejemplo, la República Democrática del Congo (RDC) produce más del 70 por ciento del cobalto del mundo, China produce el 60 por ciento de las tierras raras del mundo, Australia y Chile (que también es el mayor productor de cobre del mundo) dominan el litio, mientras que Indonesia produce alrededor de un tercio de las monedas de cinco centavos producidas en el mundo. China también juega un papel importante en el procesamiento de cobre, níquel, cobalto, litio y tierras raras.




Nuevos riesgos para la seguridad del suministro

Esta concentración de suministro crea nuevos riesgos distintos de los asociados con las cadenas de suministro de combustibles fósiles: mientras que un automóvil se detiene cuando se queda sin combustible, los parques eólicos y los paneles solares no requieren combustible para funcionar. Por lo tanto, la escasez de suministro de minerales afecta la producción y los costos de capital de las tecnologías de energía renovable, pero no su operación.

Además, el almacenamiento de minerales críticos es mucho más fácil. Las cantidades necesarias ocupan mucho menos espacio que los miles de millones de barriles de petróleo necesarios para mantener el mundo en funcionamiento durante unos pocos días. Sin embargo, una demanda creciente de una materia prima pone en marcha toda una serie de otros procesos. Las empresas de exploración comenzarán a buscar nuevos yacimientos con mayor intensidad. Esto aumenta y diversifica las reservas. Además, a medida que aumentan los precios, el reciclaje se vuelve más económico, lo que permite que el material reciclado complemente los suministros primarios. Además, los fabricantes tendrán incentivos para producir el mismo artículo con menos insumos minerales o utilizar sustitutos más baratos.

Cuáles son los minerales energéticos principales

El tiempo y la visión

Sin embargo, según la AIE, el problema generalmente no radica en la cantidad de recursos disponibles, sino en su calidad y en los largos tiempos de espera entre el descubrimiento y la producción. Existe el riesgo de que las empresas mineras solo puedan reaccionar con retraso a la creciente demanda. Esto podría conducir a fluctuaciones de precios y costos más altos para las tecnologías de energía sostenible.

Además, el aumento de la demanda de minerales puede conducir a un aumento de la minería primitiva en los países más pobres, donde los mineros trabajan sin regulación en condiciones peligrosas por salarios muy bajos. Alrededor de una quinta parte de la producción de cobalto en la República Democrática del Congo, alrededor del 15 por ciento de la producción total mundial, se opera actualmente de esta manera.

Problemática ambiental

El aumento de la producción de minerales también aumentará las emisiones y creará otros problemas ambientales, como la gestión de aguas residuales. La AIE declara expresamente: «Las emisiones a lo largo de la cadena de suministro de minerales no anulan los claros beneficios climáticos de las tecnologías de energía renovable». Sin embargo, también enfatiza que abordar los impactos ambientales y sociales de la extracción de minerales es esencial y que abordar estas preocupaciones desde el principio puede contribuir a prácticas sostenibles.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.